Este domingo, SEAT cumple 60 años

0
Una historia sembrada de hitos, que empieza con la empresa como licenciataria hasta convertirse en un fabricante de alta tecnología con un futuro emocionante y con una estrategia clara
h

SEAT cumple 60 años. Si bien la antigua Sociedad Española de Automóviles de Turismo S.A. se fundó el 9 de mayo de 1950, SEAT dista mucho de ser un pensionista. Después de una historia sembrada de hitos memorables, el fabricante español de automóviles puede hacer gala en la actualidad de su carácter distintivo y de una estrategia clara, con una dinámica gama de modelos, la más avanzada tecnología y un diseño que causa emoción. Y en el Centro Técnico ubicado en la localidad española de Martorell se está trabajando muy intensamente en el futuro: el prototipo IBE ofrece una primera impresión de cuán emocionantes serán los automóviles españoles en la era de la electro-movilidad.

«SEAT está emprendiendo claramente el rumbo hacia la próxima fase de su desarrollo. Con el lanzamiento del Ibiza ST y el nuevo Alhambra, en otoño, la gama de productos de SEAT es la más novedosa de su historia», afirma James Muir, presidente de SEAT S.A. «Satisfacemos un amplio abanico de deseos de los clientes y siempre ofrecemos automóviles con un carácter único. Cada SEAT resulta inconfundible por su diseño, es increíblemente deportivo y ofrece tecnología innovadora a una relación calidad-precio sobresaliente. No obstante, lo más importante son nuestros equipos altamente motivados en las áreas de diseño, desarrollo y producción».

 Competencia de primera clase y una moderna gama de modelos

60 años después de su fundación, la empresa está más preparada que nunca para el futuro. La plantilla en la sede de Barcelona asciende a 11.000 trabajadores, con unas 1.300 personas trabajando en el Centro Técnico, que es el centro de investigación y desarrollo de la marca automovilística. La sede central de producción es la planta de Martorell, que es una de las más avanzadas de Europa gracias a sus sistemas logísticos altamente desarrollados y sus procesos flexibles de producción.

Cada día se fabrican unos 2.000 automóviles aproximadamente. Desde 1953, SEAT ha fabricado más de dieciséis millones de vehículos, cifra para la cual el año 2009 ha contribuido con un volumen de 337.000 nuevas unidades. Dos tercios de la producción se destina a la exportación, de los cuales la mayoría van al mercado europeo. En términos globales, SEAT tiene más de 3.000 puntos de venta y servicio técnico en un total de 72 países.

Con el lanzamiento del nuevo Alhambra MPV en otoño, SEAT habrá puesto a punto su gama entera de modelos. La gama abarca cinco familias de modelos (Ibiza, León, Altea, Exeo y Alhambra), con una amplia variedad de estilos de carrocería y de variantes de motores. El espíritu más deportivo de la marca está representado por las potentes versiones FR y CUPRA. Además, SEAT ha cosechado el mismo éxito en lo que se refiere a tecnologías de eficiencia, pues las variantes ECOMOTIVE se encuentran entre las más ecológicas de su clase. SEAT satisface un amplio abanico de deseos de los clientes, desde los 265 CV/195 kW en el León CUPRA R hasta unas emisiones de CO2 de tan sólo 98 gramos/km en el Ibiza ECOMOTIVE.

Nuevos modelos para el futuro

El nuevo Alhambra es el modelo más reciente de la gama SEAT. La innovadora versatilidad de este vehículo polivalente (MPV) español completamente rediseñado se ajusta idóneamente tanto a las necesidades de una familia como a los requerimientos de un hombre de negocios habituado a recorrer muchos kilómetros. Como en cada SEAT, el carácter deportivo y la conducción emocionante van muy unidos a sus múltiples posibilidades de uso. Gracias a su manejo sorprendentemente dinámico, a sus potentes transmisiones que abarcan desde los 140 a los 200 CV y su equipamiento de última tecnología, cada kilómetro que se conduce con el Alhambra es un placer, especialmente porque todo ello no limita en ningún momento su eficiencia sobresaliente.

Con un consumo medio de combustible de sólo 5,5 litros, el Alhambra constituye un punto de referencia en su segmento. El futuro ya comenzó mucho tiempo atrás para SEAT y en la edición de 2010 del Salón del Automóvil de Ginebra ya se desveló en directo una de las primicias, bautizada con el nombre de IBE. Con este sport coupé compacto, SEAT ofrece una impresionante exhibición de diseño sorprendente y conducción altamente emocionante para la era de la movilidad eléctrica.

El prototipo SEAT IBE aplica la conducción del futuro que genera cero emisiones con un concepto deportivo y dinámico para la movilidad urbana, mientras que el estilo limpio y atlético del prototipo IBE ofrece una perspectiva emocionante del desarrollo que ya está en marcha de la próxima generación de diseño SEAT. Unas proporciones poderosas y un lenguaje de diseño preciso y claro definen la evolución continua del ADN del diseño de esta marca automovilística española.

 Un papel líder en tecnologías respetuosas con el medio ambiente

SEAT se encuentra entre aquellos fabricantes de vehículos con una pericia excepcional para las tecnologías respetuosas con el medio ambiente. En los últimos años hemos podido ser testigos de una continua reducción del consumo de combustible en cada una de las familias individuales de modelos, donde SEAT ECOMOTIVE se ha convertido en una marca para vehículos con un consumo excepcionalmente eficiente y ha cosechado un enorme éxito en el mercado.

Y la cumbre del éxito la protagoniza el Ibiza ECOMOTIVE, que logra un consumo medio de combustible de tan sólo 3,7 litros y un nivel de emisiones de sólo 98 gramos de CO2 por kilómetro, a pesar de su poderoso rendimiento de 80 CV (50 kW). SEAT ha ampliado continuamente su oferta ECOMOTIVE, con las familias del León, Altea, Altea XL y Alhambra también preparadas para incluir variantes TDI con un consumo similarmente eficiente.

El próximo paso en la estrategia de SEAT es el León Twin Drive ECOMOTIVE, en concreto las funciones de su sistema de transmisión con la combinación de un motor de combustión interna y un motor eléctrico. Pero es mucho más que un híbrido: es un automóvil con tecnología «plug-in», es decir, con posibilidad de conectarlo mediante un cable a la red eléctrica.

Su batería de ión-litio puede cargarse desde una toma de corriente, obteniendo como resultado una autonomía de unos 50 kilómetros, mientras que el motor de combustión interna permite que responda en trayectos más largos. Las primeras versiones de producción en serie del León Twin Drive ECOMOTIVE están  previstas para 2014.

Tema clave en este terreno es el desarrollo de estrategias que fomenten la sostenibilidad medioambiental. SEAT h emprendido un proyecto para generación de energía limpia en la fábrica de Martorell, que con la instalación de unos 320.000m2 de paneles solares se convertirá en una de las más sostenibles del sector.

La planta fotovoltaica, desarrollada junto con el grupo Gestamp, tendrá una potencia instalada de más de 10 MW, lo que permitirá generar más de 13 millones de kwh al año, equivalentes al consumo de electricidad de 3.000 viviendas. Gracias a ello dejarán de emitirse a la atmósfera más de 6.200 toneladas de CO2.

 Trabajo intenso en el coche eléctrico

El objetivo del desarrollo es un automóvil totalmente eléctrico del tipo previsto por el prototipo SEAT IBE. El IBE también marca el comienzo de un proyecto focalizado a promocionar y desarrollar la electro-movilidad en España. 16 empresas líderes de tecnología y 16 universidades y  centros de investigación se han unido para formar la iniciativa Cenit VERDE.

Basándose en su experiencia en investigación, desarrollo y producción de automóviles, SEAT ha asumido el papel industrial líder en este proyecto. Con el apoyo del Ministerio español de Ciencia e Innovación (en concreto del CDTI), esta empresa investigará, desarrollará y establecerá las bases de la electro-movilidad.

El objetivo es investigar tecnologías para la producción de vehículos eléctricos en España y para el establecimiento de las infraestructuras asociadas. La iniciativa es uno de los retos más ambiciosos en el seno de la industria española. Como el fabricante de automóviles español por excelencia, SEAT está depositando todos sus esfuerzos en el prototipo IBE.

Columna vertebral de la industria española

 Actualmente SEAT emplea a 13.500 trabajadores, y su efecto multiplicador sobre la industria catalana es del 1,6% (de más del 3% sobre el empleo). De hecho, supone el 5% de su valor añadido bruto (VAB) y el 1,5% del VAB total, según un estudio del Gobierno catalán. En 2008 la marca destinó 234 millones de euros a I+D+i (588 si se le suma la inversión en nuevos productos, equipos de producción y mejoras de procesos), lo cual le convierte en el segundo mayor inversor privado en I+D de España según datos de Eurostat, la Oficina de Estadísticas de la Unión Europea.

Sólo en el Centro Técnico donde lleva a cabo dichas actividades trabajan casi mil personas, la mayoría en puestos de alta cualificación.

La historia

La marca accede a la madurez con una gama de productos consolidada, llevando a sus espaldas el valioso bagaje de la experiencia y preparada para afrontar los retos del mañana con garantías de éxito. SEAT materializa a la vez el pasado, el presente y el futuro de la industria automovilística de nuestro país.

Desde su integración en el grupo VW se ha convertido en un sello destacado, presente en la mayoría de segmentos del mercado con una amplia gama de modelos de diseño propio, caracterizados por su fuerte personalidad y su estilo mediterráneo. Formando parte de este gran consorcio SEAT se beneficia de la inversión común en investigación y desarrollo, el acceso a las tecnologías más avanzadas y un know how muy valioso en diversas áreas.

Una de las sinergias de esta situación es que le permite compartir y desarrollar conjuntamente las plataformas básicas de los vehículos del grupo, lo cual implica una fuerte rebaja de costes. Al mismo tiempo, su incidencia en los mercados europeos ha ido creciendo gracias a la amplia red de distribución del grupo. Si SEAT ya tenía, desde sus inicios, una clara vocación exportadora, en los últimos tiempos ésta ha aumentado.

Pero las cosas no siempre habían sido así, ni para la marca ni para el país. En la postguerra, cuando se fundó, el parque móvil se encontraba en condiciones muy precarias, tampoco había fábricas en activo y las necesidades de transporte personal apenas podían cubrirse mediante motocicletas y microcoches con motor de moto.

Tras varias tentativas infructuosas el proyecto SEAT, impulsado desde el gobierno y un conglomerado de inversores privados, tomó consistencia en 1948. Los contactos con diversos fabricantes extranjeros acabaron fructificando en un acuerdo con Fiat.

Todo esto ocurrió hace exactamente seis décadas. Una larga historia hasta hoy.

 

Delphi 2019

Dejar respuesta