Para desmelenarse

0
Nos hemos soltado el pelo con el espectacular y divertido BMW 135i Cabrio, deportivo, elegante, emocionante, salvaje…
h

Esto es lo que nos pide el BMW 135i Cabrio, sacar partido a los excitantes 306 CV de su motor y a su comportamiento deportivo mientras nos toca el sol en la cara y el aire nos despeina.

Y es que el sello deportivo de este BMW es impresionante y salvaje. El motor de gasolina, de tres litros y 306 CV, genera unas prestaciones impresionantes: 250 km/h de velocidad máxima, solo 5,6 segundos para pasar de 0 a 100 km/h. Pero no son solo las cifras, es su ruido, su respuesta, su vigor… El comportamiento también es “racing” con unas suspensiones duras que garantizan una gran agilidad y un alta velocidad de paso con curva, eso sí, penalizando la comodidad.

 

Made in BMW

Sin ser grande, el BMW 135i Cabrio alcanza los 4,36 metros pero la habitabilidad no está a la altura de esta cifra, sobre todo en las plazas traseras que, siendo generosos, solo están indicadas para niños, sobre todo si el conductor o acompañante son altos y corren los asientos hacia atrás. Mejor es el maletero que, aunque es más de utilitario, sus 305 litros se nos antojan más que suficiente teniendo en cuenta la filosofía de este modelo. El interior es típicamente BMW: en tonalidades negras, austero y sencillo pero de calidad. También el precio es made in BMW, alto: más de 52.000 euros y se tienen que pagar aparte elementos como el control de velocidad.

 

FICHA TÉCNICA

Motor: 6 cilindros en línea, 2.979 cc, distribución variable, inyección directa, turbo compresor e intercooler.

Potencia máxima: 306 CV a 5.800 r.p.m.

Par máximo: 400 Nm entre 1.200-5.000 r.p.m.

Velocidad máxima: 250 km/h

Aceleración de 0 a 100 km/h: 5,6 segundos

Consumo (en ciclo combinado): 8,6 litros/100 km

Dimensiones (largo/ancho/alto) en mm: 4360/1748/1392

Capacidad de maletero: 305 litros

 

 

Dejar respuesta