La peritación e indemnización del vehículo ‘in situ’ puede derivar en situaciones de fraude

0
Consumo respalda a talleres frente a prácticas de los seguros
h

El Consejo Andaluz de Consumo ha decidido por unanimidad respaldar a los talleres frente a determinadas prácticas de algunas compañías aseguradoras que, amparándose en la Ley del Seguro, comprometen en buena medida la seguridad de los consumidores, pudiendo inducir incluso a situaciones de fraude.

De esta forma, la Secretaría General de Consumo dependiente de la Junta de Andalucía sale así al paso de la consulta realizada por la Federación Andaluza de Talleres (FATA) -miembro activo de Ganvam- sobre la costumbre, cada vez más habitual, de algunas aseguradoras de peritar in situ un vehículo y abonar la indemnización del daño a su titular al momento pero sin IVA.

Si bien esta práctica indemnizatoria de algunas aseguradoras se realiza conforme a lo que marca la Ley del Seguro, lo cierto es que no cubre el total de la reparación, lo que está generando a los consumidores un grave perjuicio ya que cuando acuden al taller para reparar su vehículo, éste les exige el pago del 21% de IVA que no han percibido con la indemnización.

Este “sobrecoste” acaba disuadiendo en muchos casos al propietario del vehículo de ir adelante con la reparación, obligando al taller a tirar los precios con el menoscabo que supone para sus ya de por si maltrechas cuentas de resultados.

En otros casos, la negativa del taller a realizar la reparación sin liquidar el impuesto correspondiente empuja a los usuarios a acudir a un taller ilegal sin ningún tipo de control y con piezas de dudosa procedencia, lo que abarata el precio final a costa de comprometer la seguridad de los conductores.

Por si fuera poco, la casuística no acaba aquí. La crisis está agudizando la “picaresca” y cada vez son más los usuarios que, habiendo recibido in situ la indemnización por el daño de su vehículo, prefieren destinar este importe a “tapar otros agujeros domésticos” que nada tienen que ver con el arreglo en el taller, lo que agrava la ya de por sí difícil situación de la posventa y repercute de forma negativa en la seguridad vial al favorecer la circulación de coches sin reparar.

Según el presidente de Ganvam, Juan Antonio Sánchez Torres, “estamos ante un claro ejemplo de cómo una medida con base legal puede provocar un efecto pernicioso a talleres, conductores e incluso a la hacienda pública. Es preciso revisar y actualizar determinadas normativas para evitar estas incongruencias que vienen produciéndose cada vez con más frecuencia a lo largo de toda la geografía española. Desde Ganvam aplaudimos la postura firme y congruente del Consejo Andaluz de Consumo que confiamos sirva para poner freno a estas prácticas de algunas aseguradoras“.

 

 

Mann+Hummel

Dejar respuesta