¡¡¡RECIÉN SALIDO DEL HORNO!!!

0
La directiva de ANCERA nos contó la receta para el XXVII Congreso en Palma de Mallorca
h

Citamos a Miguel Ángel Cuerno, presidente, Roberto Aldea, vicepresidente, y a Antonio López y Alejandro Vicario, miembros del comité ejecutivo de ANCERA (Jesús Lucas y Tomás Martínez no pudieron asistir) en un entorno distendido para que se pusieran con las manos en la masa de este XXVII Congreso de ANCERA y nos contaran sus objetivos para el mismo, y algunas cosas más.

Entre muchas risas, haciendo una actividad que siempre ha incitado a la charla y la confidencia, esto fue lo que nos explicaron…

¿Qué se cuece en el horno de ANCERA para este año?

Roberto Aldea Como cada año, volvemos a tener un reto, porque el compromiso de cada uno de nosotros es intentar que el Sector mejore.

La reunión es, por una parte, resumen de los temas trabajados; por otro lado, cerramos etapa: queremos mostrar cómo hemos evolucionado, qué ha ocurrido, y por ello me parece muy interesante el que los temas están muy abiertos (es el Congreso más abierto de los que hemos hecho hasta ahora), mostrando qué nuevas partes de la asociación se encargan de llevar adelante los nuevos proyectos: antipiratería, maquinaria y demás, fruto, en algunos casos, de las nuevas normativas que afectan al Sector. Esa vivencia de todo lo que se ha cambiado, de incorporar la actualidad, no la sentía cuando entré en ANCERA. Y es un cambio que queremos que se refleje.

Eso quiere decir que quizá haya asistentes a los que, si no están involucrados en alguno de los temas, no les parezca interesante, pero llegará a mucha más gente, porque es el más plural y el que más significa como Asociación dentro del sector, ya que muestra que se ha desarrollado, ha avanzado, se ha mantenido unido y lleva adelante muchos temas que se han subdividido en la entidad para especializarnos.

Alejandro Vicario Destacar que es, quizá, uno de los más innovadores, aunque quiero insistir en que siempre se ha innovado y cada vez ha sido distinto (unas veces ponencias, otras, mesas redondas, etc.). Hemos cambiado muchas de las fórmulas de llevar a cabo el Congreso para el cierre de ciclo: estamos en final del tercer año del tercer mandato (son cuatro, cada uno de ellos), y este año casi no vamos a tener protagonismo en su desarrollo.

Antonio López No es fácil transmitir al resto de la distribución todo lo que se hace en ANCERA, pero nos parece significativo vincular las distintas entidades y comisiones dentro de ANCERA como parte de ella (porque a veces se pierde de vista) y cambiar la aproximación a cada uno de los temas. El resultado también depende del interés que pongan los congresistas; es verdad que una cosa es lo que pretendemos y otra lo que se consiga.

Miguel Ángel Cuerno Lo que se decidió en el Comité es que este año (al igual que el año pasado se produjo el cambio de imagen y lo transmitimos) se refleje en el programa todo el cambio de conceptos y de actitudes.

Este va a ser un Congreso parecido a otros en el sentido en que va a haber asistentes sentados en una sala y temas del sector ya conocidos, pero el hotel, el formato y la forma de plantear los temas es distinto.

Por ejemplo: la comida no va a ser en mesas; habrá mesas, sí, pero el formato es un buffette porque favorece el que la gente interactúe.

El propio programa es diferente: tendrá la “proforma” de la jornada en forma de post-it para que haya que localizar el tema (en vez de escribirlo todo de corrido) pero no habrá el detalle, porque la velocidad de asuntos que tratamos en ANCERA y la velocidad del sector cambia en semanas y en ese sentido podemos incorporar las nuevas informaciones. Así, en el Congreso se tratará lo que sea de máxima actualidad ese día dentro de las temáticas que estamos trabajando.

El Comité quería que se hablara de lo que pasa cada día para que interese a los recambistas; en este formato será más entretenido, más divertido y más rico, manteniéndonos un poco entre bambalinas, sin tanta visibilidad (aunque estaremos presentes para abrir y cerrar el Congreso); mi presentación va a ser más breve.

La Asociación engloba unas marcas, unas plataformas que hay que vincular a ANCERA: CAPA, AFIBA, ARPA, AECAR, etc. y ese es otro de los objetivos que tenemos.

Creemos que va a ser un Congreso bonito, que empezará con el partido de fútbol, que ha creado estilo, con mucha e importante asistencia de los profesionales (algunos de ellos van a volver de una feria en Dubái), todos los fabricantes que colaboran en ANCERA.

¿El Congreso va a reflejar crisis o recuperación?

A.R. Creo que lo peor de este cambio de ciclo ha pasado; además, comparado con otros sectores, hemos sido afortunados. Creo que los 4 o 5 años que vendrán serán muy positivos para el Sector, porque el parque sigue envejeciendo y por eso aún hay vehículos que reparar, y también se empiezan a vender coches. Si los Bancos empiezan a dejar fluir el dinero, para que los conductores dispongan de liquidez y puedan llevar el coche al taller, será mucho más rápido. Siempre he sido muy positivo, pero de veras que creo que van a ser buenos años.

M.A.C. El aumento de la venta de vehículos es necesario para todos para que aumente el parque, pero además esa venta se realiza a conductores más informados, que se han acostumbrado a buscar alternativas más asequibles para reparar, así que los que se los compran nuevos ya saben que no es obligatorio ir a los concesionarios.

¿Cómo viven el tercer año del tercer mandato?

M.A.C. Llevamos 12 años juntos, y me parece significativo que profesionales que son competencia en el mercado hayan sabido coordinarse para aportar su experiencia para mejorar el Sector.

A veces no se aprecia el esfuerzo y la dificultad que supone que profesionales que son competencia en la calle se sienten juntas dejando a un lado sus intereses para hablar del Sector. Algunas veces nos hemos dirigido a determinados profesionales para incorporar personas, , pero es cierto que la dedicación que se requiere (y sin remuneración) y la exposición es elevada, por lo que puede ser que eso sea un freno; y hemos recibido solicitudes, pero puede que lo que puedan aportar no algo tan significativo como para romper la buena marcha y armonía que hay.

A.V. Cada vez somos más amigos, aunque en nuestras empresas defendamos los intereses particulares; hemos compartido muchas reuniones y debates, pero cuando entramos en el Comité no nos conocíamos.

¿Qué es lo que ha cambiado más en todo este tiempo en el Sector?

M.A.C. Hace un tiempo teníamos un 35% de cuota de mercado y 11 años más tarde, está bien posicionada, la relación con la Administración es significativamente más intensa y fructífera, el sector se ha aglutinado y cohesionado (y ese hecho, como el futuro a venir, lo escribí ya en una colaboración en MRyT hace 10 años). El Sector de la Distribución tiene el respeto del resto de sectores de la Automoción y, sectorialmente, son menos entendibles una serie de cosas: que Mercedes estropee su imagen (quizá provocando que los recambistas decidan tener otros vehículos, como le pasó a Citroën), o que Scania y Volvo sigan sin vendernos.

El entorno ahora es entendido como una libre competencia. Y ANCERA también tiene que ver con ese cambio.

R.A. El Sector se ha profesionalizado mucho: las agrupaciones profesionales de compra y venta de la Distribución han tenido una proyección y crecimiento muy grandes en un país tradicionalmente atomizado. A diferencia de Alemania o Francia, por ejemplo, donde hace 11 años ya había estructuras muy importantes, aquí era muy difícil tener ese mismo peso, y muchas compañías de fuera de España creían que teníamos que configurarnos a su imagen y semejanza y con su ayuda. Pero las empresas han sido capaces de crecer por sí mismas y configurarse como Sector, de forma sólida, o si no, no tendríamos ese 65% de cuota de mercado.

Y es que nos quejamos mucho y nos criticamos los unos a los otros, pero todos estamos muy activos, todos estamos haciendo cosas; quizá no asociativamente, pero sí desarrollándose. Eso, en otros sectores (por ejemplo, obra pública) no ha sido así, y se ha destruido gran parte de ese sector.

A.R. Tenemos menos miedo a tomar determinadas decisiones: cortar cuentas cuando hay impagos, por ejemplo, que antes era impensable; ahora, cuando un cliente me devuelve un recibo me pregunta “¿tengo la cuenta cortada?“; son conscientes de las consecuencias y eso es bueno porque si todos vamos por el mismo camino, al final obligaremos al cliente a pagar en su momento.

Hemos estado activos; puede que algunas ideas no hayan salido bien, pero si no te mueves, ya te has equivocado, porque te quedas atrás.

A.V. Somos un sector que paga a sesenta días, pero de verdad, y ha sobrevivido. Y el taller ya no prioriza al concesionario a la hora de pagar.

Somos un sector que se ha hecho fuerte, se ha organizado e incluso ha propiciado la creación de estructuras a nivel internacional.

¿Qué es lo que no han conseguido como directiva todavía en este tiempo?

A.V. Vincular a la gente con la importancia de asociarse a ANCERA.

A.R. Que a los Congresos de ANCERA asistan masivamente los recambistas.

R.A. Crear una formación reconocida y reglamentada, dirigida desde nuestro Sector, desde la asociación (aunque lo hayamos intentado, con IESE, Universidades -que se desestimó porque había que garantizar un número de alumnado, encontrar un lugar para hacerlo, o el sector oficial tenía demasiado peso en el programa docente-). Una titulación profesional que nos forme.

M.A.C. Cambiar el sistema de cuotas, de tal manera que se reparta la financiación entre todos en el Sector, en vez de que representemos y trabajemos para todos pero pagando unos pocos.

De todas formas, en el Congreso igual podemos desvelar algunas novedades que se han conseguido, fruto de los acuerdos con DGT. Y tendremos también una ponencia con casos de éxito, lo que fomenta el compartir.

Para terminar, un mensaje…

A.V. Que estamos muy orgullosos del Sector.

 

PSA – Forwelt

Dejar respuesta