Bosch saca pecho en el CES

0
Presenta #LikeABosch, la nueva campaña de IoT donde capitaliza memes de ‘Like a Boss’ (gente que hace proezas descabelladas o sutilezas técnicas) con una imagen de un joven a la última con las soluciones conectadas de la compañía.
h

El Internet of Things (IoT) está cambiando cada vez más el mundo. En el CES 2019 de las Vegas, Bosch está presentando lo que es capaz de hacer hoy en día. Desde un ‘concept’ de un vehículo lanzadera que hace posible un nuevo tipo de movilidad, la variedad de soluciones que Bosch está presentando en la feria de electrónica más grande del mundo es enorme. “Bosch reconoció la gran cantidad de oportunidades que ofrece el IoT desde el principio. Hemos estado trabajando activamente en el mundo conectado desde hace diez años”, explica Markus Heyn, miembro del Consejo de Administración de Bosch. “Hoy somos una compañía líder del IoT. Paso a paso, hemos ampliado nuestra experiencia en software e IT”. Utilizando su propia nube IoT, la compañía está llevando a cabo más de 270 proyectos, tanto en el campo de la movilidad como en el de los hogares conectados, las ciudades inteligentes y la agricultura. El número de sensores y dispositivos conectados a través de la Bosch IoT Suite se ha incrementado cerca de un 40% desde el año pasado, llegando, actualmente, a los 8,5 millones.

Una de las claves para un mayor crecimiento y nuevas oportunidades de negocio del Internet of Things es la Inteligencia Artificial (AI). Este también es un campo en el que Bosch está jugando un papel decisivo en el desarrollo de la conducción. “Si combinamos el IoT con la AI, podremos aprovechar todo su potencial y llevar a cabo nuestras actividades de IoT y AI en paralelo”, explica Heyn. En su opinión, la relación entre los dos campos es complementaria: “El IoT necesita inteligencia. El uso de elementos conectados para recopilar datos puede ser un impulso decisivo para el desarrollo de la Inteligencia Artificial. Solo a través de la AI, los objetos se convierten en inteligentes y aprenden a sacar sus propias conclusiones. Por encima de todo, queremos conseguir mejoras concretas en la vida real y diaria de las personas, tales como más tiempo, más seguridad, más eficiencia y más comodidad”. En concreto, Heyn cita el ejemplo de la detección de fuego basada en tecnología de vídeo: usando un análisis inteligente de imágenes, las cámaras de seguridad son capaces de identificar un fuego en un par de segundos, incluso antes de que los sensores detecten el calor y el humo. De esta manera, los incendios pueden detectarse bastante antes que con cualquier sistema de alarmas de fuego y humo. Esto ahorra minutos valiosos en los que se pueden salvar vidas.

Una segunda clave del éxito en el camino hacia la era del IoT son las colaboraciones. Aquí, Bosch está optando por una mezcla de actores tradicionales y nuevos. La alianza acordada recientemente con el proveedor canadiense de la plataforma Mojio ha dado, como resultado, la primera plataforma integrada de IoT para vehículos conectados: en caso de accidente, un algoritmo especial de Bosch puede identificar dónde y cuándo ha ocurrido el mismo, y cómo de grave ha sido. A través de la nube de Mojio, los datos se transmiten sin dilación al centro de servicios de emergencia de Bosch, el cual envía automáticamente un aviso a los servicios locales de rescate. Al mismo tiempo, se manda un mensaje a una lista predeterminada de destinatarios, bien como mensaje de texto o a través de la aplicación Mojio. “Junto a Mojio, estamos conectando vehículos directamente con la nube. Esto significa que los servicios de emergencia pueden llegar a la escena de un accidente incluso más rápido que antes”, explica Mike Mansuetti, presidente de Bosch Norteamérica. Desde mediados del próximo año, la solución de emergencia basada en IoT estará disponible para cerca de un millón de conductores norteamericanos y europeos.

Con el ‘concept’ de vehículo lanzadera desarrollado internamente, Bosch está presentando una novedad mundial en el CES. En este vehículo, la compañía presenta las soluciones para la automatización, conectividad y electrificación de los vehículos, y ofrece a los visitantes la oportunidad de experimentar, de primera mano, un nuevo tipo de movilidad. Las lanzaderas sin conductor serán pronto parte de las ciudades de todo el mundo. “Esto cambiará nuestra visión de la movilidad hacia una libre de emisiones, de accidentes y de estrés”, aclara Heyn. Para una movilidad basada en lanzaderas de este tipo, Bosch proporcionará no solo componentes y sistemas, sino también una gama completa de servicios de movilidad, como la reserva, el ‘sharing’ y las plataformas de conectividad, así como los servicios de aparcamiento y recarga. Bosch cree que estos servicios de movilidad conectada son esenciales para la movilidad del futuro. El volumen de mercado previsto para estos servicios es muy alto: mientras en 2017 fueron 47 mil millones de euros, se estima que en 2022 serán más de 140 mil millones (fuente: PwC). Bosch también quiere participar en esto y apunta a un crecimiento significativo de dos dígitos con las soluciones que ofrece. Para Heyn no hay lugar a dudas: “En el futuro, todos los vehículos en circulación usarán servicios digitales de Bosch. Los consolidaremos dentro de un ecosistema inteligente y perfectamente conectado”.

Uno de los obstáculos finales para poner en práctica la movilidad basada en lanzaderas es la automatización de los vehículos en combinación con los entornos urbanos. En este campo, Bosch cree que las colaboraciones son la solución: en la segunda mitad de este año, San José, en Silicon Valley, California, se convertirá en la ciudad piloto donde poder probar un servicio de viajes compartidos totalmente automatizado y sin conductor, proporcionado por Bosch y Daimler. Las tres partes han firmado una carta de intenciones con este propósito. Con su alianza de desarrollo, Bosch y Daimler quieren mejorar el flujo del tráfico urbano, la seguridad en las carreteras y proporcionar una base sólida para el tráfico del futuro. Su objetivo es desarrollar un sistema de conducción totalmente automatizado (nivel 4/5 de SAE) que esté listo para principios de la próxima década.

Bosch está aprovechando el CES para dar a conocer su nueva campaña de imagen IoT. El elemento principal de la campaña es un videoclip de música hip-hop que tiene como protagonista a un entendido usuario del IoT. Bosch se está adentrando en un nuevo territorio con su campaña “Like a Bosch”. El enfoque y tono diferentes marcan un nuevo punto de partida para la compañía, que fue fundada en 1886. La campaña capitaliza una serie de vídeos y memes de “like a boss”, que se han hecho virales en internet, atrayendo millones de clics. Estos vídeos presentan a gente común realizando proezas descabelladas o que logran salir de apuros con sutilezas técnicas. La campaña de imagen IoT cambia algunas letras para darle un giro nuevo a este fenómeno de internet. El protagonista del video de Bosch es un joven que siempre está a la última, gracias a las soluciones conectadas de la compañía.

Dejar respuesta