Bosch refiere nuevo récord de ventas

0
Los ingresos por ventas aumentan hasta los 77.900 millones de euros y Mobility Solutions ha crecido un 4,7 por ciento.
h

El Grupo Bosch continúa su camino de éxito: a pesar de las difíciles condiciones económicas y la debilidad de los mercados, las ventas y resultados de la compañía en 2018 alcanzaron, una vez más, el nivel del año anterior, que fue el máximo histórico. Según las cifras preliminares, el proveedor de tecnología y servicios generó, el año pasado, unos ingresos por ventas de operaciones de 77.900 millones de euros. Las ventas se vieron muy afectadas por los efectos de los tipos de cambio, en concreto, por 2.100 millones de euros. Ajustadas por estos efectos, los ingresos aumentaron el 4,3 por ciento.

Un punto clave en las actividades de I+D de la compañía es la conducción automatizada. Como parte del camino hacia la movilidad sin accidentes, Bosch está siguiendo dos vías de desarrollo. La primera se refiere a los sistemas de asistencia al conductor, que permitirán la conducción parcialmente automatizada en vehículos privados (niveles de automatización 2 y 3). En esta área, Bosch es un líder en tecnología y mercado. La compañía espera generar este año unas ventas de 2.000 millones de euros con los sistemas de asistencia. La segunda vía de desarrollo llevará a la conducción automatizada sin conductor a partir de principios de la próxima década (niveles de automatización 4 y 5).

El ecosistema de Bosch para servicios de movilidad combina ya soluciones y servicios para su reserva, pago, aparcamiento, recarga, administración, mantenimiento e “infoentretenimiento”. Uno de estos servicios es ‘Convenience Charging’, una solución conectada de navegación y recarga para vehículos eléctricos. El primer cliente de Bosch es el fabricante alemán de vehículos eléctricos Sono Motors.

En 2018, Bosch consiguió 30 proyectos de electromovilidad valorados en varios miles de millones de euros. Para 2025, la compañía pretende multiplicar por diez sus ventas en esta área, hasta un total de 5.000 millones de euros. Electrifica todo tipo de propulsores, desde bicicletas hasta camiones. Hoy, por ejemplo, más de un millón de automóviles en todo el mundo están equipados con componentes eléctricos o híbridos de Bosch. Bosch ya lidera el segmento de vehículos turismos. La compañía ha establecido recientemente una colaboración estratégica para la conducción automatizada y eléctrica con el fabricante chino de coches eléctricos NIO. También en este país, Bosch comenzará la producción, en 2019, del eje eléctrico “e-axle”, una solución especialmente compacta para la propulsión de los coches eléctricos. Una batería de 48 voltios recientemente desarrollada, ha entrado en fase de producción en masa hace unas semanas. A partir de 2030, el 20 por ciento de los automóviles nuevos en todo el mundo se electrificarán parcialmente con sistemas de 48 voltios. Además, con la adquisición completa de EM-motive GmbH, Bosch está fortaleciendo su posicionamiento en el mercado de la movilidad eléctrica, que está creciendo rápidamente en todo el mundo.

A partir de 2030, uno de cada cuatro vehículos comerciales nuevos en todo el mundo – y casi uno de cada tres en China – estará impulsado eléctricamente, al menos en parte. Bosch saldrá beneficiada: la gama de productos de la empresa para el transporte de mercancías sin emisiones incluye fuentes de alimentación de 36 voltios para e-bikes de carga, motores eléctricos para vehículos comerciales ligeros como los StreetScooters del servicio de correos alemán, ejes eléctricos “e-axles” para vehículos comerciales ligeros y pesados, ejes electrificados para semi-remolques y, en el futuro, propulsiones de pila de combustible para camiones de 40 toneladas.

Bosch planea cuadruplicar el número de sus expertos internos en inteligencia artificial, pasando de 1.000 a 4.000 en 2021. Los empleados del Centro de Inteligencia Artificial de Bosch están trabajando en cerca de 150 proyectos. Uno de ellos es el sistema de sensores “SoundSee”. “El algoritmo “SoundSee” utiliza el aprendizaje automático para escuchar si algo está roto”, explicó Denner. Esto le permite predecir con precisión las averías de una máquina, lo que a su vez reduce los costes de mantenimiento y aumenta la productividad. La solución “SoundSee” se enviará a la Estación Espacial Internacional (ISS) a mediados de este año. Bosch vislumbra aplicaciones comerciales para esta solución en la producción, en edificios y en ingeniería automotriz. Otro ejemplo del progreso en la inteligencia artificial es una cámara multiusos para la conducción automatizada que combina algoritmos de procesamiento de imágenes con métodos de AI. El resultado es una cámara inteligente para el automóvil que puede, por ejemplo, detectar

Las áreas empresariales de Bosch han tenido un resultado positivo en 2018. Las ventas del área empresarial Mobility Solutions superaron, una vez más, la producción mundial de automóviles. Según las cifras preliminares, las ventas aumentaron un 2,3 por ciento hasta los 47.000 millones de euros. Ajustado por los efectos del tipo de cambio, el incremento es del 4,7 por ciento. El área empresarial Consumer Goods logró ventas por valor de 17.800 millones de euros, una caída del 3,2 por ciento. Unos muy adversos efectos del tipo de cambio, junto a la fuerte presión de los precios en los principales mercados, tuvieron un impacto negativo en el desarrollo comercial de BSH Hausgeräte GmbH y Bosch Power Tools. Ajustadas por los efectos del tipo de cambio, sus ventas aumentaron un 0,9 por ciento. En el área empresarial Industrial Technology, las ventas ascendieron a 7.400 millones de euros. Con un 8,9 por ciento, esta área logró el mayor crecimiento. Después de ajustar los efectos del tipo de cambio, el aumento fue del 11 por ciento. La división Drive and Control Technology, en particular, continuó su desarrollo positivo. Actualmente, Bosch planea vender el negocio de maquinaria de envasado. El área empresarial Energy and Building Technology generó ventas por 5.500 millones de euros, lo que significa un incremento del 2,3 por ciento, o del 4,7 por ciento después de ajustar los efectos del tipo de cambio.

Bosch tuvo un desarrollo positivo del negocio en Europa, con unas ventas que ascendieron a 41.000 millones de euros. Esto equivale a un aumento del 2,1 por ciento, o del 3,7 por ciento después de ajustar los efectos del tipo de cambio. La mayor parte de este crecimiento provino de Alemania y Austria. En Norteamérica, las ventas ascendieron a 12.300 millones de euros. Ajustado por los efectos del tipo de cambio, supone un aumento del 7,9 por ciento. El incremento nominal es del 2,8 por ciento. El principal factor que impulsó el aumento de las ventas fue el negocio automotriz. En Sudamérica, las ventas se mantuvieron por debajo del nivel del año anterior.

A 31 de diciembre de 2018, fecha de reporte, el Grupo Bosch empleaba a unas 410.000 personas en todo el mundo. Esto representa 7.800 más que en el año anterior.

Para 2019, Bosch espera que la economía mundial crezca a una tasa del 2,3 por ciento. No obstante, en el año en curso, Bosch pretende desarrollarse mejor que sus mercados, a pesar de las importantes inversiones anticipadas, para continuar asegurando su alto nivel de beneficios.

Mann+Hummel

Dejar respuesta