El Plan Estratégico de Apoyo Integral a la Automoción, poco concreto

0
Algunas asociaciones reclaman líneas claras de apoyo.
h

El Plan Estratégico de Apoyo Integral a la Automoción fue presentado ayer por la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto.

Faconauto pone en valor que el plan presentado por el Ministerio es fruto de meses de trabajo en el que han participado todos los agentes de la cadena de valor, fabricantes, componentes y concesionarios, junto a los actores sociales. Así, recoge la creación de un grupo de trabajo “para la revisión del marco de comercialización y distribución de automóviles”; la federación de los concesionarios considera muy positivo que la Administración y el sector se comprometan a realizar un ambicioso plan de inversiones y de achatarramiento para rejuvenecer el actual parque automovilístico. De este modo, a juicio de la patronal, se aportará certidumbre al mercado, lo que frenará la caída de matriculaciones.

SERNAUTO considera positivo el disponer de este plan estratégico, pero solicita más ambición, con medidas más concretas a corto y medio plazo, consensuadas con todos los actores de la cadena de valor y una dotación económica similar a la del resto de países europeos de nuestro entorno. Es positivo que el documento haga referencia a la renovación de la flota ligado al achatarramiento pero, en opinión de la asociación de fabricantes de componentes, debe establecerse un plan estructural para fomentar el rejuvenecimiento del parque automovilístico y, también, para facilitar la evolución tecnológica e industrial de las empresas del sector, especialmente, las pymes que requerirán de fuertes inversiones para seguir siendo un actor clave en la cadena de suministro de los vehículos del futuro.

Además, como trasladaron en la última reunión, consideran clave la alineación de los objetivos españoles de emisiones con los de la UE y la mención expresa a que los vehículos nuevos con motores de combustión que se fabrican y comercializan cumplen con las normativas europeas, pues ello aportaría mayor certidumbre a la ciudadanía y despejaría las dudas generadas en el consumidor por los mensajes contradictorios que reciben desde las diferentes administraciones que están regulando sobre cuestiones relacionadas con el vehículo.

Pero en GANVAM son más críticos y han lamentado la escasa ambición del Gobierno en el Plan Estratégico al no apostar claramente por la neutralidad tecnológica. La Asociación ha denunciado que el documento no defiende una transición planificada y justa hacia la descarbonización en 2050, reservando el espacio que merecen los motores diésel y gasolina limpios del presente. Así, el plan no contiene indicaciones expresas en relación a que las tecnologías ofrecidas actualmente cumplen perfectamente con los requerimientos de emisiones que se incluyen en este plan. Y por tanto no elimina la incertidumbre del consumidor, al no presentar mensajes claros e inequívocos respecto de sus opciones de movilidad del presente y futuro. Por otra parte, en opinión de la entidad, el documento no recoge un plan decidido de achatarramiento que contemple una dotación presupuestaria ni concreta un plan de apoyo concreto a la distribución y a la comercialización de los vehículos, ni tampoco líneas expresas de apoyo a la pyme y se pone en riesgo el futuro de estas empresas.

Dejar respuesta