TÜV Rheinland ofrece 10 recomendaciones para viajar seguros en coche durante Semana Santa

0
h

El grupo TÜV Rheinland, entidad líder en servicios técnicos, de seguridad y certificación a nivel mundial y que cuenta con 25 ITV en España, ofrece una serie de recomendaciones para llegar al destino sano y salvo:

  • Documentación en regla: Es lo primero que se debe comprobar antes de planificar cualquier viaje. Por ejemplo, que se haya pasado la ITV, que el vehículo esté asegurado y que no se haya caducado el carnet de conducir.
  • Equipar correctamente el coche: el conductor debe llevar en su maletero al menos un chaleco reflectante, dos triángulos homologados de señalización de peligro en caso de avería y una rueda de repuesto por ley. Aunque no es obligatorio, también es recomendable llevar, por si acaso, una linterna, un extintor o un botiquín de primeros auxilios.
  • Puesta a punto: el coche o la moto tienen que estar en óptimas condiciones. Es básico echarle un vistazo al nivel de líquidos (frenos, aceite, refrigerante…), la presión de los neumáticos, que no haya ninguna luz fundida y que los cinturones de seguridad funcionan correctamente.
  • Planificar la ruta: para evitar cualquier imprevisto, lo mejor es hacerse una idea de cuál es el camino que se va a tomar. Conocer de antemano dónde están las áreas de descanso o la ubicación de las gasolineras evitará que el viaje sea tedioso.
  • Comprobar el tiempo meteorológico: este año, la Semana Santa cae en abril, un mes en el que la meteorología es muy cambiante. Saber si llueve o si hace sol es importante porque afecta a la manera de conducir.
  • Mirar el estado de las carreteras: las nuevas tecnologías (las apps o páginas web) y la radio informan en tiempo real de la situación del tráfico, lo que ayudará a evitar tramos donde haya retenciones.
  • Respetar las normas de seguridad: aunque parezca evidente, nunca está de más recordar normas tan básicas como respetar los límites de velocidad, la distancia de seguridad o mantener la mirada en la carretera.
  • Evitar distracciones: el 35% de los accidentes en España se produce por una desatención del conductor. Durante la conducción, quien esté al volante tiene que estar plenamente concentrado y olvidarse de mirar móvil o fumar. Para otras tareas, como configurar el GPS o buscar nada en la guantera, debe ayudar el resto de los pasajeros, a no ser que se viaje solo. En ese caso, habría que aparcar el turismo.
  • Descansar cada dos horas: aunque se quiera llegar cuanto antes al destino, la prisa puede jugar una mala pasada. Por eso, hay que hacer un alto de 10 minutos cada dos horas para no verse invadido por la fatiga.
  • Es importante refrescarse: tener una buena hidratación hace la ruta más soportable, sobre todo en esta época del año que empiezan a subir las temperaturas. También es beneficioso llevar ropa y calzado cómodo.

Según Rodrigo Radovan, director del Área Movilidad en España de TÜV Rheinland, “en estos días de vacaciones es muy importante hacer aún más un esfuerzo de concienciación para recordar a los conductores que se ha de seguir respetando la normativa vial, comprobar el estado del vehículo en general antes de iniciar el viaje, hacer uso del cinturón y respetar las medidas de velocidad”.

 

Dejar respuesta