Volvo V90 Cross Country “VOR”: Lujo marítimo

0
Probamos la edición limitada “Volvo Ocean Race” del gran familiar de la marca sueca en su versión Cross Country con tracción integral y equipada con el cuatro cilindros diésel D4.
h

Si hay un tipo de vehículo que lleva representando a Volvo a lo largo de su historia son los familiares. La marca sueca ha ido perfeccionando el arte de crear sus coches más capaces a partir de dos premisas, gran capacidad y seguridad. Con esta unidad, cedida por Dieselauto, Volvo da una lección de todo lo que debería ser un familiar y, además, le añade un punto campero que le sienta de maravilla. En esta edición limitada “Volvo Ocean Race”, los suecos han elevado a su V90 Cross Country a la máxima expresión del lujo aunando la práctica totalidad de elementos opcionales del catálogo con una serie de exclusivos detalles únicamente presentes en las 3.000 unidades que se han fabricado para todo el mundo.

La berlina familiar que nos cedieron, pintada en un bonito blanco Crystal White combinado con detalles gris mate y naranja brillante, montaba unas llantas de 20” decoradas con el nombre de la famosa regata, elemento repetitivo en diferentes partes del coche como en el marco de las puertas delanteras o en una pequeña placa en el portón eléctrico del maletero.

Esta versión del V90, la D4, cuenta con un motor diésel de cuatro cilindros sobrealimentado capaz de rendir 190 CV, una potencia algo justa para mover los cerca de cinco metros de navío. Al ser un Cross Country, el vehículo va elevado unos pocos centímetros e incorpora la tracción a las cuatro ruedas heredadas de sus primos SUV. A mi modo de ver, este tipo de versiones ofrecen lo mejor de los mundos de las berlinas y de los SUV. Sin entrar a valorar algo tan subjetivo como la belleza, el Volvo cuenta con un dinamismo y aerodinámica similar al de una gran berlina y, además, aporta unas competentes aptitudes offroad. Es decir, con este coche se puede ir tan lejos fuera del asfalto como cualquier otro SUV, pero con un tamaño y consumos más contenidos.

El interior del buque está repleto de piel y materiales blandos de calidad capitaneados por una generosa pantalla táctil de funcionamiento fluido. Eso si, será necesario un pequeño tiempo de adaptación al sistema operativo. Espacioso y extremadamente cómodo, el V90 es un devorador de kilómetros que cuenta con todo tipo de sistemas de asistencia entre los que destacan el útil control de crucero adaptativo, el asistente de frenada de emergencia o un conjunto de cámaras que dan visión 360o.

Todos los extras y la exclusividad de esta edición limitada significan un “pequeño” sobreprecio que incrementa el coste final hasta los 73.795€. Es un precio premium para un coche que aporta, a partes iguales, lujo, refinamiento, capacidad y seguridad.

Distrigo Promoción Julio

Dejar respuesta