Puesta a punto de los calentadores en verano

0
NGK SPARK PLUG EUROPE explica algunas de las claves para su buen funcionamiento.
h

Cuando bajan las temperaturas, los motores diésel necesitan el calor de los calentadores para ponerse en funcionamiento. Como resultado, estamos acostumbrados a sustituir los calentadores en los meses más fríos. Pero los calentadores también son esenciales para la depuración de los gases de escape y las bajas emisiones. Desempeñan un papel en la prevención de la obstrucción de la válvula de re circulación de gases de escape (EGR). Incluso ayudan a regenerar el filtro de partículas diesel (DPF).

Kai Wilschrei, Gerente de Servicios Técnicos Aftermarket EMEA en NGK SPARK PLUG EUROPE, explica: “En estos días, los calentadores no sólo permiten que arranque un motor frío. También han asumido una serie de tareas durante todo el año para hacer que la combustión del diesel sea más limpia y cumplir con las regulaciones medioambientales cada vez más estrictas. Esto significa que las revisiones proactivas de los calentadores son más esenciales que nunca, en cualquier temporada”.

Eficiencia y emisiones

Cuando las temperaturas exteriores son bajas, los calentadores permiten que se produzca el encendido usando el voltaje de la batería para calentarse hasta temperaturas muy altas, y a su vez calentando el aire de la cámara de combustión. Gracias a los continuos desarrollos en la tecnología de los calentadores, este precalentamiento puede ocurrir de forma extremadamente rápida; por ejemplo, el calentador cerámico de alta temperatura de última generación de NGK SPARK PLUG (NHTC) alcanza los 1.000°C en menos de dos segundos. “El rápido precalentamiento de estos avanzados calentadores permite que el motor arranque de inmediato y funcione con más facilidad”, explica Wilschrei. “Las emisiones de contaminantes y el hollín se minimizan, desempeñando un papel vital para garantizar el cumplimiento de las normas EURO”.

Calentadores top para calentamiento intermedio

La gama NHTC de NGK SPARK PLUG es ideal para las necesidades de calentamiento intermedio de la válvula EGR, el DPF y la cámara de combustión. Pueden calentar durante más de diez minutos a una temperatura de hasta 1.350°C.

El fabricante también ofrece una lista de pasos para cambiar los calentadores:

  1. Revisar los códigos de avería antes de comenzar, para evaluar con precisión el estado de los calentadores y si se necesitan reemplazos.
  2. Aplicar aceite de motor sintético alrededor de cada calentador y dejar que penetre el mayor tiempo posible, idealmente durante al menos una semana.
  3. Calentar el motor antes de quitar los calentadores: se aflojan más fácilmente cuando el motor está caliente.
  4. Aflojar los calentadores con una llave dinamométrica adecuada y ajustada a los valores recomendados para evitar la rotura.
  5. Utilizar un escariador con grasa sin silicona, para limpiar de carbonilla los alojamientos de los calentadores en la culata.
  6. Después de instalar manualmente los nuevos calentadores en su lugar, apretar con una llave dinamométrica correctamente ajustada.

Mantener limpia la válvula EGR

Los calentadores también benefician a la salud de la válvula de EGR al producir lo que se conoce como un “calentamiento intermedio”. “A bajas temperaturas de los gases de escape, la válvula EGR tiende a carbonizarse, lo que afecta su capacidad para reducir las partículas del automóvil y las emisiones de óxido de nitrógeno hasta que finalmente la válvula necesita un costoso reemplazo”, continúa el experto.

Regenerar el DPF

Wilschrei continúa: “Para regenerarse, el DPF debe calentarse a más de 600°C durante aproximadamente diez minutos. Por lo tanto, la ECU inicia una serie de medidas para lograr esto, una de las cuales es un llamado “calentamiento de regeneración” de los calentadores a más de 1.000°C, incluso con el motor caliente. Esto eleva la temperatura de la cámara de combustión, que a su vez aumenta la temperatura de los gases de escape.

Evitar el enfriamiento excesivo

Los calentadores también contribuyen a otro aspecto de la combustión. “Es vital que se evite que la cámara de combustión se enfríe demasiado cuando se conduce cuesta abajo”, revela Wilschrei.

 

Mann + Hummel 2019

Dejar respuesta