Meyle: Tan fiables como un amigo

0
Desde su nacimiento, los fabricantes han ido avanzando en la producción de piezas ampliando instalaciones extendiendo sus sitios productivos, almacenes y marcas; en la actualidad, con presencia global, conforman un grupo de empresas en las que también se incluye la electromovilidad y la investigación de nuevos materiales, además de la presencia en competición.
h

Ya en 2010 visitamos a los fabricantes junto a los directivos de su filial española, Meycar Automotive. Casi 10 años después, la compañía ha realizado un gran salto evolutivo y volvimos a Hamburgo para contemplar los avances, el crecimiento y los pilares que conforman a este grupo empresarial, junto con los nuevos proyectos.

La actual Meyle AG fabrica recambios de automoción para Turismos, Vehículos Industriales y Comerciales con unos estándares de calidad igual o superior a las del equipo original, desde sus mismas plantas en Europa o las de sus socios global (especialmente piezas de suspensión y dirección y Meyle-HD), además de soluciones de todo tipo, para apoyar a los mecánicos (como los 63 kits de cambio automático, que ahorran tiempos y eliminan errores y fallos en la reparación, además de suponer una forma más inteligente de trabajar mediante una propuesta innovadora de la metodología, más inteligente y fiable, 8 de los cuales son estrella, y han ganado premios en las ferias -Automechanika Frankfurt-) a los distribuidores (en el tratamiento de los datos de los productos y la logística), promoviendo la formación de los profesionales (documentación, informaciones técnicas y vídeos) con el fin de aumentar el éxito de sus negocios y satisfacer plenamente las necesidades de los conductores. Lo hacen con un concepto de cercanía al distribuidor y al mecánico que está vinculado al modo de operar que se lleva a la práctica desde sus orígenes con tres marcas (HD -mejor que OE-, PD -productos High Performance- y Original -igual que OE-); además, aunque se centro de negocio es la posventa multimarca independiente, producen bajo estándares del constructor series pequeñas, como las piezas y componentes de suspensión y chasis para los exclusivos vehículos británicos de Morgan Motor Company, equipando su actual modelo Aero 8.

Su metodología de mejora de los productos y de presencia en el mercado se basa en cuatro puntales: la red de ingenieros de I+D que identifican los puntos críticos de las piezas para incrementar durabilidad y fortaleza, además de la información que proporcionan los clientes acerca de las prestaciones y errores frecuentes de otras piezas o el trabajo en competición, una dirección de calidad que contrasta los productos (disponen de máquinas de medición y pruebas y trabajan con universidades para realizar algunas de ellas), producción propia (no comercializadores o envasadores, sino con una filosofía de fabricación), logística con un nivel de servicio del 95% siendo un socio flexible y dinámico, siendo la zona de almacenaje la última de las ampliaciones.

Entre los elementos que han supuesto una gran repercusión por su mejora están los kits de casquillos que ganó el premio Innovation Award 2018 para la categoría “Repair & Maintenance” en Automechanika Frankfurt 2018, y que se componía de casquillos ranurados MEYLE-HD precomprimidos y listos para montar así como la correspondiente herramienta de montaje, con la que ofrece una alternativa económica y ecológica para el cambio del brazo transversal articulado completo de BMW haciendo posible el cambio puntual de los casquillos en los modelos de la serie 5, 6, 7 y los modelos X5.

Como nuevos desarrollos, la compañía ha lanzado los kit de brazo de suspensión para Land Rover, Range Rover IV y Range Rover Sport: con indicador exacto de posición, la corrección de la inclinación de las ruedas puede hacerse directamente en el vehículo durante la alineación. También el brazo transversal articulado para BMW y MINI con aluminio mejorado, con rótula cambiable y material de sujeción. Y como mejoras destacables en los productos se podrían mencionar el sello Sic/Sic en la bomba de agua, más resistente contra las bacterias y es más duradera que las piezas de origen, las piezas de goma metal, con un interior de perfil optimizado o los soportes de transmisión con mezcla de gomas optimizada para desarrollar menos calor, menor desgaste y menor formación de grietas.

Pero esto es el hoy. La compañía ya está trabajando en aspectos de futuro. A partir de emovum tienen la experiencia de la electromovilidad (además de su trabajo en el Instituto de desarrollo de nuevos materiales) y los ingenieros ya están estudiando los cambios en las piezas que deberán adaptarse a las nuevas necesidades, creando prototipos de soluciones en elementos que ayuden a la confortabilidad y eliminación de ruido en los recambios, a la estabilidad y menor peso de la dirección, o en la refrigeración (no del motor pero sí de las baterías o los discos de freno de los nuevos vehículos). En chasis y suspensión, nos decía David de la Cruz, responsable de esa familia de productos, “ya estamos trabajando en el estudio de piezas de modelos meramente eléctricos para realizar la reingeniería que suponga disponer de elementos mejorados, que es nuestro expertise.” Se emplea la realidad aumentada y la tecnología 3D y se crean prototipos como el brazo de suspensión, que podrían equipar futuros modelos.

Pero no sólo se concentran en la mejora de las piezas. Como aspectos de desarrollo para el futuro, se están preocupando del apartado de los datos para hacer más eficiente la gestión de los stocks, posibilitando una localización de las piezas más rápida; mediante la digitalización y la fabricación en la filosofía 4.0 de la información técnica, se crean nuevos documentos que muestran las piezas en tecnología 3D en los catálogos para poder comprobar la idoneidad de una elección y mejorar al máximo la relación con los clientes y los reparadores.

“Sabemos que hay que adaptar los productos a la electrificación en las propulsiones y ya estamos trabajando para dar soluciones gracias a las otras divisiones del Grupo de Empresas”.

La historia, en breve

La actual Meyle AG, una de las compañías del grupo de empresas Wulf Gaertner, nació en 1958 como Wulf Gaertner Autoparts para la exportación de piezas del automóvil a Sudamérica y Estados Unidos, ya que el fundador que daba nombre a la compañía era piloto de carreras en ese continente; en 1995 los actuales propietarios compraron la marca MEYLE, en 2002 se lanza la línea HD, en 2015 se funda E-Movum la empresa de electromovilidad, con vistas al futuro y el Instituto de investigación de Materiales; en 2017 se cambia el nombre de la compañía a Meyle, y en 2018 con la celebración de los 60 años de la compañía, se relanza la imagen actualizada y se reorganizan las marcas con tres niveles creados gracias a los departamentos de reingeniería del grupo (con 50 ingenieros en todo el mundo) que diseñan productos iguales al OE (ORIGINAL), más desarrolladas (PD) o mejores que el equipo original (HD), producen serien cortas para OE (Morgan) y trabajan en la división Meyle Performance donde, junto con los equipos de competición, desarrollan productos pensados tanto para turismos como para V.I., pudiendo asimismo producir las piezas necesarias para abastecer el mercado de ‘old timers’, y participando como patrocinadores y suministradores de piezas en diversas competiciones de alcance nacional e internacional (Drift United, FIA Middle East Rallye Championship, FIA European Truck Championship, GT3) extrayendo datos de prestaciones extremas con los que mejorar los productos habituales.

Un edificio vivo

La actual sede central sigue en la calle Mercurio, protegida por la estatua del dios romano patrón del comercio. Las instalaciones, al este de Hamburgo, evidentemente, han crecido y se han modernizado a lo largo de los años (la última ampliación es de 2014, aunque aún hay espacio previsto para más crecimiento) para albergar nuevos emplazamientos de almacenaje y las divisiones del Grupo empresarial (en la que la electromovilidad tiene un papel destacado con emovum) que pudimos visitar con Kimon Christidis y Harald Grüner, pero sin olvidar el pasado (el Volkswagen Käfer en el que el fundador iba a vender recambios preside la entrada) y se cuidan mucho los aspectos de medio ambiente y de confort de los trabajadores: en una espléndida cantina, con servicio de restauración propio y alimentos biológicos, con vistas a la ciudad, en la que se aprecian monumentos emblemáticos y situada en el último piso de un bello edificio acristalado, se dispone de una agradable zona habilitada para pasear ya que los tejados se han ajardinado.

Tienen un especial cuidado en las cuestiones de comunicación. Disponen de un estudio audiovisual con tres profesionales que trabajan en las fotografías y documentaciones para que se aprecien todos los aspectos del producto, creándose vídeos formativos (que se ruedan en un taller específico para ello) con los que los Mecánicos de Meyle enseñan procedimientos de reparación.

Otra curiosidad está en la concepción del edificio: suelo de 25 cm de cemento mezclado con hierro con separaciones para evitar deformaciones por calor y estanterías movibles mediante carriles, en función de las necesidades.

En las “tripas” del edificio se encuentra un motor de barco está preparado para suministrar potencia al sistema de extinción de incendios caso de necesitarse, aunque los diversos edificios están compartimentados para aislarse de declararse un fuego en alguna zona, y especialmente un almacén exclusivo para materias peligrosas adecuarse para sellarse e producirse un accidente.

MEYLE en cifras

  • 29.000m2 de superficie de almacenamiento
  • 56.000 puestos paletizados
  • +24.000 referencias
  • +11 familias de productos y kits
  • 4 años de garantía en los productos HD
  • 6 muelles de carga
  • 123 países con presencia Meyle
  • 5 continentes

Puede acceder a esta entrevista en nuestra revista de papel, número 409, página 22.

Imagen grupo Meyle: De izquierda a derecha, Harald Grüner responsable del emplazamiento, Eva Schiling, responsable de comunicación corporativa, Kimon Christidis, comunicación, Lars Peters, responsable de ventas del Sur de Europa y Latinoamérica.

Distrigo Promoción Julio

Dejar respuesta