Carlos Palancar, de Serca, nos habla sobre la plataforma Next

0
Grupo Serca lanzaba el mes de marzo, durante la Feria de Motortec, una herramienta llamada a ser puro futuro en la gestión de los talleres.
h

Los inicios de NextComm, una de las patas de la “mesa” Next, prácticamente han coincidido con la llegada de Carlos Palancar. El nuevo responsable de Redes y Maquinaria trabaja mano a mano con Marc Blanco, director de operaciones de Serca. Palancar viene a “estimular la mejora continua, porque los servicios ya están establecidos, pero queremos que cada vez sean mejores, y lo haremos en equipo”.

Queremos que nos cuente lo último de Next. Actualmente, este departamento del Grupo Serca está formado por cuatro apartados importantes para la actividad diaria del taller: Next Control, el programa que controla la actividad de la empresa, Next Academy, para la formación especializada, Next Assist, asistencia técnica y Nextcomm, la nueva herramienta online: “Next son las cuatro columnas mediante las cuales Serca da todo su apoyo al taller. Son servicios en evolución constante. El servicio es creado, se actualiza y se llevan a cabo modificaciones en función de las necesidades del mercado, para nuestros clientes”.

Vertebra Next en primer lugar, la formación. Lo hace a través de Next Academy. “Formar, para nosotros, no es una escalera. Es una rampa de inclinación pronunciada. Si paras, retrocedes”, explica Palancar.  “Aprender es vital, porque hoy en día, cuando un taller abre, se encuentra con una gran diversificación de vehículos: antiguos, híbridos, eléctricos, de última tecnología… y si no se tiene información en equipamiento es inviable su reparación. Por tanto, la continuidad del negocio de los talleres está directamente relacionada con la formación que reciban y los conocimientos que tengan”. Next Assist proporciona a los talleres toda la información técnica que necesitan a la hora de reparar algo. “Facilitamos esta información y así pueden ahorrar tiempo y dinero, porque mientras nosotros les buscamos lo que necesitan, los talleres pueden dedicarse al negocio”, explica. De hecho, Next dispone de sistemas informáticos que llevan a cabo gestiones del día a día: “no hablo sólo de llevar a cabo una orden de reparación o una factura… Me refiero a absolutamente toda la problemática que puede tener un taller en una jornada, independientemente del número de trabajadores con que cuente”. Los talleres tienen que acudir a las formaciones: “si no vienen o detectamos alguna irregularidad les avisamos, porque los necesitamos transparentes, que den un buen servicio al cliente”.

“Tratamos con personas. Cuando nos consultan, los talleres hablan con personas, no con máquinas. Y son personas que se ponen en la piel de ellos, porque muchos han trabajado en talleres también, por tanto hablan el mismo idioma”.

Los programas de valoración son otro de los remos de la barca Next. Cuando un profesional ha de hacer un presupuesto o gestión importante, tanto si es planchista, carrocero, o electromecánico, necesita tener al día un programa de valoración, porque “tal vez sea necesario tratar con un perito o el cliente quiera conocer la factura. El cliente cada vez está más informado y hemos de dotarle de herramientas para ser eficiente. El tiempo tiene más  valor que el dinero. El dinero se puede recuperar, pero el tiempo, no”, aclara. Serca trabaja en la actualidad en un programa de valoración propio que, seguramente, a finales de año o principios de 2020, estará disponible.

Next Control evoluciona constantemente gracias a las ideas de los talleres. Las nuevas necesidades del taller generan, precisamente, esta evolución. “Los servicios no son soluciones estáticas. Son dinámicas y se adaptan a situaciones que van surgiendo: las ideas que pueden aportar los propios usuarios son importantísimas, porque son quienes más saben”.

El departamento cuenta con una plantilla de cinco informáticos, con incorporación próxima de otro más. La clave es la actualización permanente. Por eso el contacto con la red es vital. “A través de las formaciones, de las llamadas telefónicas, de las visitas y de lo que nos dice el distribuidor, estamos al día de lo que necesita el taller”, comenta Palancar. “Somos un equipo formado por distintos departamentos y hay mucho feedback entre nosotros”, añade.

Y ¿cuál es la oferta diferencial? Pues bien, la “pequeña gran diferencia” es que el equipo lleva a cabo su trabajo de una manera muy personalizada: “tratamos con personas. Cuando nos consultan, los talleres hablan con personas, no con máquinas. Y son personas que se ponen en la piel de ellos, porque muchos han trabajado en talleres también, por tanto hablan el mismo idioma”.

Algunos servicios Next son exclusivos para la red de talleres, pero otros pueden ser contratados. De hecho, la red no deja de crecer. Nexus Auto, la más joven, recién nacida en España, ya se implementa también en Portugal. A mitad de agosto incorporaron a un técnico en el país luso, que “ha venido a formarse y trabaja desde allí con los mismos equipos que los de la central, y tenemos reuniones periódicas con él por Skype”, explica Palancar.

Y qué diría Carlos a los reparadores: “que hay futuro. Y pese a los rápidos cambios, algo permanece, y es la persona que hay detrás de un buen servicio profesional”.

El perfil de Carlos

Tengo 52 años. Trabajé con mi padre durante veinte en un taller. Comencé a los 17. Soy de Formación Profesional. Estudié frío industrial. Nos dedicábamos básicamente a electricidad, aire acondicionado y electrónica. Evolucionamos hacia mecánica y contratamos a un oficial de primera. Cuando mis padres se jubilaron, decidieron alquilar su local y pasé a trabajar en una empresa de recambios, como responsable de formación. Trabajé en establecimientos Coll durante poco tiempo. He trabajado también en Grup Eina Digital. Me gustó mucho el proyecto de Grupo Serca y me he lanzado con ilusión.

Puede ver esta entrevista en nuestra revista en papel, página 58.

 

Valeo

Dejar respuesta