Consejos Imprefil sobre el sistema de refrigeración

0
Tras el verano se debe comprobar que funciona correctamente, tras el uso excesivo en largos desplazamientos.
h

Imprefil recuerda la importancia del sistema de refrigeración, parte fundamental del automóvil que requiere cuidados específicos y mantenimiento regular para evitar que el motor se vea afectado y se averíe.

Por ello, comentan desde Imprefil, al igual que nuestro cuerpo necesita estar a una temperatura media para funcionar correctamente, también lo hace el automóvil. La temperatura media a la que debe funcionar el motor es de alrededor de 90° C. Esta temperatura permite un óptimo funcionamiento del motor. Una temperatura muy alta o baja puede causar problemas en el vehículo.

En ocasiones olvidamos consultar las instrucciones en el manual del fabricante. Sin embargo, es allí donde encontrará toda la información sobre el vehículo, incluidos los plazos para revisiones periódicas. Es indispensable consultar el manual, pues contiene información específica del modelo del automóvil. Se deben verificar los componentes del sistema de enfriamiento: bomba de agua, sensor de temperatura, válvula termostática, mangueras, ventilador y líquido del sistema de enfriamiento.

En cuanto a la calidad del líquido refrigerante, ya sea por conveniencia o disponibilidad, la mayoría de los propietarios tienen la mala costumbre de rellenar con agua del grifo, mineral o destilada, el depósito del líquido del radiador, sin saber los riesgos que esto puede representar para el motor. El agua no tiene las necesarias propiedades físicas para garantizar un control adecuado de la temperatura del motor. Dependiendo de la temperatura a la que esté expuesto el automóvil, el agua puede hervir y sobrecalentar el motor o congelarse en regiones frías. Además, el agua común es codiciosa de metales, por esto cuando entra en contacto a altas temperaturas con los diferentes sistemas, los oxida y provoca la corrosión de los mismos. Por estas razones, siempre se indica el uso del refrigerante adecuado y además es esencial verificar el nivel de líquido en cada visita al taller.

Otro punto a tener en cuenta, continúan desde Imprefil, es no abrir nunca el depósito cuando el automóvil está en marcha o cuando el motor aún está caliente.

Para poder mantener el motor en la temperatura adecuada y con un funcionamiento duradero y fiable, los sistemas de refrigeración del motor distribuidos por Imprefil, radiadores de refrigerante, depósitos de expansión, ventiladores y embragues visco, ventiladores de condensador y de refrigerante, intercoolers, calefacciones auxiliares, juegos de bombas de agua… son una buena opción. Para realizar una reparación y un mantenimiento óptimos, Imprefil ofrece un amplio catálogo con la experiencia de Primer Equipo.

 

Mann + Hummel 2019

Dejar respuesta