Asistimos a las jornadas #Tech4SDG

0
La sede de Impact Impact Hub Barcelona acogió las #Tech4SDG, un encuentro de startups sobre movilidad, tecnología de impacto social.
h

#Tech4SDG es un encuentro de startups tecnológicas con impacto social que tenían prevista su participación en el Mobile World Congress y la plataforma de startups 4YFN. Estas jornadas, bajo el marco de la iniciativa popular espontánea #TechSpiritBarcelona, han surgido de la coordinación entre Ship2B y la red de emprendimiento social Impact Hub, con el apoyo de Ouishare, SIT Events, TechBloom, Amces, Asociación Española de Mentoring, Ashoka y Huertos in the Sky.

A ellas se han sumado cientos de personas y organizaciones que se han movilizado para no perder la oportunidad de encontrarse y han conseguido poner en marcha estas jornadas en tiempo exprés.

No hemos querido perdernos la ocasión de asistir a las ponencias sobre Movilidad, cultura y comunidades sostenibles y Desafíos y soluciones energéticas para el cumplimiento de los ODS.

Movilidad, Cultura y Comunidades sostenibles

Esta charla contó con la participación de Francesc Queralt (Co-Founder & COO, Social Car), Lukas Reichel (CEO, The Mobility Factory), Gabriele Palma (Managing Director, Casa Seat), Timo Buetefisch (Co-Founder & CEO, Cooltra) y Gregorio Magno (Founder & CEO, Ciclogreen)

Moderó: Judit Batayé (OUISHARE Mobility)

Esta ponencia se centró en los cambios de movilidad y constató que es necesario un partnership entre compañías con conciencia en materia de emisiones nocivas, y las legislaciones ayudan a ello. Ya existe una nueva conciencia en las compañías para detectar talentos sensibilizados con la sostenibilidad. Para Gabriele Palma, de Casa Seat, “no solo han de ser sostenibles los productos. Las grandes corporaciones intentan que la empresa a la que adquieren esos productos sea sostenible”. Palma explicó también que “Seat está dentro de una marca relativamente joven, por debajo de la edad media del sector. Casa Seat es un espacio B2B abierto al ciudadano, con eventos para el público, con un espacio”. En cuanto al futuro, “la duda está entre propiedad y movilidad compartida. Las demandas se concentrarán en determinadas horas del día y obligarán a las grandes flotas a adaptarse”.

De izquierda a derecha: Francesc Queralt, Lukas Reichel, Gabriele Palma, Timo Buetefisch y Gregorio Magno.

Timo Buetefidch, de Cooltra, destacó la importancia de que el máximo de energía producida sea renovable. Desde Mobility Factory, Lukas Reichel explicaba que “en Alemania se ha logrado que el sector de la movilidad se dirija hacia las energías renovables”. Con la prolongación de la esperanza de vida “se debe alargar el concepto de “joven”. Gregorio Magno, fundador de Ciclogreen, destacó que el verdadero desafío es que haya flexibilidad en la movilidad: “mobility as a service”. Un ejemplo de este servicio es la aplicación City Trips, creada por el RACC, que ayuda a acceder a toda la movilidad de la ciudad, poniendo a disposición de los usuarios todas las opciones para desplazarse en el núcleo urbano. Para Francesc Queralt, de Social Car, “es importantísimo que entre todos los servicios disponibles se cubran todas las necesidades para que la movilidad sea compartida. Seguramente en el futuro habrá concentración para distribuir los costes y que todas las necesidades queden cubiertas. La pregunta es si el servicio lo dará un agregador o un operador, porque todos necesitan capilaridad”. Lukas Reichel añadía que “las cooperativas quizá serán una opción”.

Desafíos y soluciones energéticas para el cumplimiento de los ODS

La charla contó con la participación de Rodrigo París (Investment Associate, REPSOL Impacto Social), Massimo Angelini (Co-Founder, Maichinery) y Pep Salas (Innovación y Estrategia, KM0.ENERGY).

El objetivo es fijar medidas de mejora energética. La generación de la electricidad procede de diversas fuentes y lo ideal sería que su procedencia fuera de soluciones renovables. Desde KM0 Energy, Pep Salas explica sus proyectos de energía renovable: “planteamos la posibilidad de que la gente de un municipio pequeño logre energía green washing, pero de proximidad. Existe un reto regulatorio, porque en las facturas se paga un porcentaje de energía y otro de redes. La idea es arraigar la energía en proyectos de raíz social y combinaciones de uso”.

Por su parte, desde Repsol Impacto social, Rodrigo París explicó que esta fundación lanza un programa con un fondo inversión y desarrollo de empresas enfocadas en transición energética e inclusión de colectivos vulnerables en España y Portugal.

Rodrigo París, Massimo Angelini y Pep Salas centraron su exposición en retos y oportunidades para la transición energética.

En cuanto a barreras para la transición energética, desde Repsol opinan que hay barreras tecnológicas y también sociales: “La mayoría de la gente sigue no siendo verde en hábitos de consumo. Desde Repsol trabajamos en la transición energética con el objetivo de ser la primera energética neutra en carbono en 2050”. Massimo Angelini, de Maichinery quiso destacar la importancia de crear hábitos saludables en las personas ya desde la juventud para no malgastar energía: “El principal reto no es tecnológico sino humano y de sociedades y acción de pensamiento. Las acciones deben estar alineadas con la forma de pensar”. Para KMO “el principal reto es regulatorio”.

Valeo

Dejar respuesta