TecAlliance estrena sus entrevistas a expertos

0
En esta primera, sus profesionales hablan sobre el potencial de los procesos de devolución de recambios y su logística correcta puede contribuir al éxito comercial, reduciendo el impacto medioambiental.
h

La gestión de devoluciones es un reto importante en el mercado posventa del automóvil: Según las experiencias de los clientes de TecAlliance, hasta un 10% de todos los recambios son devueltos por distintas razones. El procesamiento de devoluciones y reclamaciones de garantía es una tarea lenta y laboriosa. La digitalización y estandarización permite optimizar significativamente los procesos, reduciendo de esta forma los costes de procesamiento hasta un 50%.

En esta primera parte de su serie de entrevistas de tres partes, sus expertos Moritz Mahler (Product Owner del módulo Warranty & Returns de Order Manager) y Masato Dünßer (Business Consultant) hablan sobre el potencial de los procesos de devolución y cómo la optimización puede contribuir al éxito comercial, reduciendo el impacto negativo en el medio ambiente.

¿Cuáles son los principales problemas a los que se enfrentan los diferentes actores del mercado posventa del automóvil en relación a la gestión de devoluciones y reclamaciones de garantía?

Moritz Mahler: Antes de empezar a trabajar en TecAlliance, trabajaba para un mayorista. Por lo tanto, sé por experiencia lo complicado e incómodo que suele ser el procesamiento de devoluciones y cuánto tiempo se pierde en el mismo. En el mercado posventa del automóvil, los procesos de devolución no suelen estar estandarizados ni digitalizados. Esto significa que existen varios canales de comunicación y que el proceso no es transparente en su conjunto. Para todas las partes, el trabajo manual consume mucho tiempo y se presta a errores. A la persona que reclama le resulta muy molesto contactar con diferentes personas a través de diferentes vías de comunicación para iniciar el proceso de devolución y conocer el estado de su reclamación.

Masato Dünßer: Para un fabricante o distribuidor, es difícil saber por qué se ha devuelto una pieza: ¿Está defectuosa? ¿Estaba correctamente instalada? ¿Debe aceptarse la pieza aunque no se encuentre en su estado original? Reciben reclamaciones a través de diferentes canales y en distintos formatos. Muchas reclamaciones no contienen toda la información que un fabricante necesita para decidir si la pieza puede o debe devolverse. Además, una vez recibidas las piezas, tienen que comprobarlas, clasificarlas, reciclarlas, etc. Todos estos pasos requieren mucho tiempo y recursos, pese a que mayoritariamente no suponen ningún valor añadido para el negocio. Y por supuesto, la logística de devolución afecta significativamente al medio ambiente. Muchas piezas terminan en vertederos y toneladas de CO2 se emiten a la atmósfera debido al transporte.

Al pensar en garantías y devoluciones, lo primero que a uno le viene a la cabeza son los problemas asociados. ¿Cómo podrían contribuir estos procesos a la creación de valor en la cadena de suministro del mercado posventa del automóvil?

Moritz Mahler: Los procesos de garantía y devolución fluidos son una oportunidad para mejorar la experiencia del cliente para fabricantes, distribuidores y talleres. Una comunicación cercana al cliente, es decir, canales de comunicación cortos, tiempos de respuesta rápidos y procesos digitales transparentes, ayudan a contar con unos clientes más satisfechos. Esto cobra una especial importancia para los distribuidores: Como enlace entre el fabricante y el taller, dependen particularmente de una comunicación transparente y fluida en ambas direcciones. Y por supuesto, optimización también es sinónimo de reducción de costes.

Masato Dünßer: Para los fabricantes de piezas, las reclamaciones de garantía representan una oportunidad para mejorar la calidad de sus productos. Cuanto más deprisa se detecte un error, será posible reaccionar más deprisa, ahorrando mucho dinero y evitando dañar la reputación de la compañía o incluso consecuencias legales e indemnizaciones. Otro asunto importante: A veces simplemente no tiene sentido devolver una pieza defectuosa. Si el defecto se puede ver claramente en una foto o vídeo, en muchos casos no tiene económicamente sentido devolver la pieza.

En la próxima parte de la entrevista, los expertos explicarán cómo la solución Warranty & Returns ayuda a fabricantes, distribuidores y talleres a enfrentarse a estos retos y aprovechar todo el potencial de la optimización de procesos.

Valeo

Dejar respuesta