Los recambistas, activos para urgencias

0
Mantienen aperturas parciales para poder servir mercancía en condiciones especiales, pero planean cierres y están estudiando el acceso a las ayudas anunciadas por del Gobierno.
h

Tal como explica aquí la patronal ANCERA, los recambistas, conscientes de que existen actividades de primera necesidad que deben cubrirse desde el punto de vista de las reparaciones y el suministro para efectuarlas (servicio a vehículos de emergencias sanitarias, de seguridad o de abastecimiento, etc.) han establecido en su mayoría servicios de atención en los que, en la medida de que las autoridades lo permitan, poder servir mercancía.

Hemos contactado con distintos actores del mercado para ver cómo se están desarrollando las cosas.

Desde AD Parts (ya comentábamos aquí las circunstancias concretas de Vemare), nos explican que la mayoría de socios estarán abiertos parcialmente para emergencias o urgencias, aunque se espera que se proceda a cierres durante la semana, una situación similar a Recalvi, que trabaja en mínimos para poder atender urgencias.

Consultando la situación de Groupauto Unión Ibérica el comentario es que no hay una postura unitaria y en bloque: algunos socios han cerrado, otros están tramitando la solicitud de ERTE. En el seno del grupo, es difícil que las decisiones a tomar sean uniformes, dado que sus socios de turismo tienen una situación muy distinta a los de vehículo industrial, que permanecen operativos dado que deben atender la asistencia de vehículos de transporte de mercancías, básicos para el abastecimiento.

En línea también con los consejos que comunicaba Serca, Aicrag informaba de que “Ante la situación de emergencia sanitaria que ha provocado la declaración del estado de alarma, nuestra empresa entiende que, si bien la venta directa puede estar directamente afectada por la prohibición, el suministro de recambios a los talleres que vayan a abrir sus puertas quedará al criterio de la autoridad gubernativa que hará cumplir la orden de confinamiento y de limitación de la movilidad de personas y vehículos. Por ello, dispondremos de unos servicios mínimos de recepción telefónica y electrónica de pedidos, pero no podemos asegurar que los repartos a talleres vayan a ser permitidos . La norma no lo explica, y las consideraciones sobre si se trata de suministros para atender a servicios esenciales son meras interpretaciones a las que la Administración no ha dado todavía respuesta. En el caso de que las furgonetas de reparto puedan circular para aprovisionar a los talleres, se cumplirá con el servicio”.

En Holy Auto nos explican que, pese a que el almacén permanece abierto (para recibir mercancía de los proveedores) al igual que los establecimientos de algunos socios, a partir de mañana la situación podría cambiar, procediendo al cierre, y esperando que se clarifiquen las medidas económicas para poder aplicar, caso de necesidad, los ERTE.

Se está muy cerca de la patronal de los recambistas para poder coordinar acciones y medidas, estudiando las disposiciones económicas de emergencia del Gobierno, que palíen los efectos negativos de la caída en picado de la actividad. Ya comentábamos que algunos talleres han enviado comunicaciones a sus proveedores informando de la cancelación de pagos debido a las circunstancias, con el compromiso de atenderlos en la medida en que sea posible.

Está claro que la crisis sanitaria está provocando una crisis financiera de efecto dominó, que supondrá que, más allá de las medidas económicas anunciadas por el gobierno (controvertidas e insuficientes, en opinión de algunos de nuestros entrevistados y de distintas patronales), para superar un descenso radical de la actividad económica a nivel internacional (que se complicará más si cabe cuando el COVID-19 sacuda de pleno a un gigante económico como Estados Unidos), se deban establecer nuevos paradigmas de gestión económica para poder seguir adelante.

Valeo

Dejar respuesta