Las 12 causas ASER: Anticongelante o líquido de refrigeración

0
Es fácil caer en el error de relacionar el mal llamado “anticongelante” con las temperaturas frías, y pensar que su mantenimiento en el verano no es necesario.
h

Aser dedica su mes de abril, como explicábamos, a la refrigeración y a la climatización. Hoy, ofrece algunos consejos relativos a la refrigeración, enterrando falsos mitos:

El refrigerante (líquido de refrigeración) es un líquido que circula por el circuito de refrigeración del vehículo. Tiene dos funciones principales, aunque no son las únicas: ayudar a evitar el sobrecalentamiento del motor y evitar la corrosión favoreciendo el engrase de los elementos por los que circula, como la bomba de agua. Debe ser capaz de controlar la temperatura de las diversas partes del motor en todas las condiciones climáticas. Cuando hablamos de anticongelante lo hacemos porque hablamos de un fluido que refrigera el motor, pero tiene componentes que evitan su congelación.

Si sólo se utilizase agua, este “líquido de refrigeración” se congelaría a 0ºC, entraría en ebullición a 100ºC (si se encontrase a presión atmosférica) y no evitaría problemas como la corrosión de las partes del circuito. Por ello se utilizan los llamados “anticongelantes simples”, que incorporan alcoholes y glicerinas que evitan la congelación pero que no evitan otros problemas.

Un líquido de refrigeración de calidad contiene:

  • Etilenglicol con agua desmineralizada y desionizada
  • Aditivos inhibidores de corrosión
  • Anti-espumantes
  • Colorantes para detección de fugas

Por lo tanto, ni el agua ni el “anticongelante simple” ofrecen la suficiente protección al motor. Y es también por ello por lo que no solo debemos acordarnos del líquido de refrigeración en invierno, ya que en las demás épocas del año, aunque normalmente el líquido no se congelará, si debe cumplir sus otras funciones, anticorrosión, antiespumante, engrase, …

Además cuando hablamos de líquido de refrigeración hablamos de un líquido al 30%, al 50%, al 10%, ….es decir, hablamos de porcentaje o “concentración”.¿Qué significa la concentración? La concentración de un líquido de refrigeración es el porcentaje de etilenglicol que contiene e indica su nivel de protección a la congelación, su punto de ebullición a presión atmosférica y su calor específico, que está directamente relacionado con su capacidad para evacuar calor.

Los vehículos más modernos emplean aleaciones de aluminio en sus componente, a las que la corrosión les afecta muy fácilmente, funcionan a temperaturas de más de 100ºC y poseen una gran cantidad de componentes que pueden verse afectados por el uso de un líquido de refrigeración de baja calidad o por el uso de anticongelantes.

Actualmente, podemos encontrar en el mercado tres tipos de líquidos refrigerantes distintos en función de tu tecnología anticorrosión: inorgánicas, orgánicas (OAT) y semiorgánicas (Si-OAT). Estos aditivos anticorrosión que forman parte del liquido refrigerante se van degradando con el tiempo por lo que se hace necesaria su sustitución.

No cambiar el refrigerante motor a tiempo llevará a la oxidación interna del radiador, camisas, líneas de refrigeración de la culata y puede ocasionar serios problemas de refrigeración motor.

Conoce más, aquí.

Valeo

Dejar respuesta