Garrett Motion, en el Capítulo 11

0
Los fabricantes de turbos ya adolecían de problemas financieros antes de la pandemia y ahora han llegado a un pre acuerdo con la firma de capital privado KPS.
h

Garrett Motion, compañía suiza que lleva 65 años produciendo sistemas de mejora de rendimiento para turismos, vehículos comerciales, tras dos años fuera del Grupo Honeywell, entró el pasado septiembre en el Chapter 11 iniciando gestiones en el Tribunal de Quiebras de Estados Unidos, un mecanismo de pagos para intentar salvar las compañías (Federal-Mogul ya estuvo en esa tesitura a principios del 2000). Al mismo tiempo, ha anunciado un pre acuerdo con KPS Capital Partners para la compra de su negocio.

KPS es una firma americana de capital privado que opera a nivel internacional con un historial de inversiones con éxito en la industria del automóvil y del transporte, y es bien conocida por los fabricantes de equipos originales (OEM). La financiera afirma que trabajará para promover la posición estratégica, competitividad y rentabilidad de sus inversiones para crear empresas líderes en la industria a nivel mundial. Garrett considera que KPS proporcionará el apoyo estratégico y financiero para permitir que la Compañía acelere el desarrollo de tecnologías y soluciones de vanguardia en tecnologías de vehículos conectados, impulsores eléctricos y turbocompresores de alta ingeniería que son fundamentales para el futuro desarrollo de vehículos de la industria del automóvil.

La deuda que pesa sobre Garrett se creó fundamentalmente por las denuncias de los empleados a Honeywell (cuando Garret pertenecía a la multinacional) al producir elementos con amianto (Bendix y Jurid) y causarles problemas de salud y, pese a que Garrett se desvinculó de Honeywell, esa deuda debían asumirla igualmente en 30 años, con lo que pese a que el negocio de turbos iba bien, lastraron su tesorería, siendo el COVID-19 la puntilla final. La operación con KPS (que podría estar cifrada en 2.1 billones de dólares americanos), supondría capacidad de renegociación de la deuda con los bancos.

Olivier Rabiller, presidente y director ejecutivo de Garrett, declaraba al respecto: “Aunque los fundamentos de nuestro negocio son sólidos y hemos seguido tratando de desarrollar nuestra estrategia comercial, las tensiones financieras de la pesada carga de deuda y los pasivos que heredamos fuera de Honeywell, todo agravado por el COVID-19, ha creado una carga significativa a largo plazo para nuestro negocio. Esta transacción propuesta proporcionará una estructura de capital y apoyo institucional para garantizar nuestra viabilidad a largo plazo y establecer las bases para la siguiente fase del crecimiento de Garrett. Nuestro objetivo es salir de este proceso a principios de 2021 con una posición financiera fortalecida, una propiedad nueva y de apoyo, y energía y recursos renovados para continuar brindando un servicio excepcional a nuestros clientes, ser un socio fuerte y confiable para nuestros proveedores y otras partes interesadas. y actuar como un empleador estable y deseable. Espero seguir trabajando con el talentoso equipo de Garrett y servir a nuestros clientes con nuestras tecnologías avanzadas”.

En nuestro país la compañía tiene un acuerdo con TurboMaster, afincada en San Fernando de Henares, Madrid, por el que son distribuidores oficiales de los turbocompresores de la marca. Al habla con la compañía, su director, Antonio Camarasaltas nos comentaba: “El ‘spin off’ de Honeywell para Garrett supuso eliminar la presión de los resultados accionariales por cotizar en bolsa, pero quedaba el lastre de la deuda de 1000 millones de dólares por un asunto que no incumbía a Garrett ni a sus productos; entrar en el Capítulo 11 lejos de implicar un cierre, supone una ayuda a la compañía, es un mecanismo que tiene el sistema norteamericano para proteger a las empresas. El negocio de turbos va bien, se mantienen los suministros y estamos muy enfocados al negocio, ya que Garrett es el nº1 de mercado mundial en turbos, con contratos con casi todos los constructores y suministrando a los mayores grupos de distribución. Con el apoyo financiero de KPS para revertir la situación de la deuda, Garrett espera superar este periodo en el Capítulo 11”.

También te puede interesar:

TURBO 3, distribuidor oficial en España de Garrett

 

Distrigo

Dejar respuesta